miércoles, 10 de septiembre de 2008

El lado más tranquilo de Banyoles

Llega un poco tarde, pero ahí va.


Aprovechando que este Sábado se realizaba la Triatló de Banyoles, decidimos ir a pasar el fin de semana por aquellas tierras. Así que montamos las mountain bikes al coche, escogimos un albergue juvenil para pasar la noche del Sábado y para allá que nos fuimos.


La zona de Banyoles tiene muchas y muy buenas rutas para hacer bici de montaña, por lo que el Sábado bien tempranito salimos hacia allí, dejamos las cosas en el albergue y antes de que empezará la triatlón preparamos las bicis y a por la primera ruta del fin de semana(con estreno de las nuevas zapatillas Sidi y sino ver la foto).


Faltan bicis o sobran ruedas


Después nos dirijimos a animar a los compañeros sobre todo después de ver que empezaba a llover y que el circuito de bici se podía hacer peligroso, así que a dar todos nuestros ánimos. Por la noche una cenita y a descansar que al día siguiente había otra ruta. Eso sí primero había que pasar por el desayuno del albergue que era como cuando iba de colonias, con panecillos, magdalenas, croissanes, galletas y................NOCILLA, me puse cerdo a nocilla.

La segunda ruta fue un poco más larga y con parada técnica en una zona del lago que es de libre acceso para bañarse por quien quiera, por lo que calló un chapuzón.



En resumen, que es una zona expectacular para hacer excursiones y pasar un fin de semana al aire libre y hacer deporte

viernes, 5 de septiembre de 2008

Me pesa el culo


En este post me gustaría hacer una reflexión, una auto-crítica o simplemente exteriorizar algo para que así, de esta manera se le pueda poner algún tipo de solución, ya sea releyendo lo que escribo, ya sea con cualquier tipo de consejo que la gente me pueda dar.

No es ningún secreto que lo que más se me atraviesa de un triatlón es la carrera a pie, o dicho de otra manera....NO SE CORRER. Así como con la natación y la bici, más o menos cojo el tono (ojo, siempre en mi nivel), no sé que me pasa con el correr. Siempre, en todas las triatlones voy de más a menos, salgo en una posición normalilla nadando, en bici me mantengo (siempre que no haya subidas, otra vez ese culo gordo que me acompaña siempre) y corriendo veo a la gente que me pasa por todos los lados.

Creo que lo que pasa, es que como es la especialidad que menos me gusta, más me cuesta ponerme a correr, menos motivación tengo y más de una vez voy sin ganas a correr. ¿Qué pasa?, que los días van pasando, yo me veo más o menos igual que al principio, me voy desmotivando, veo que los entrenos van subiendo el nivel, la gente corre que se las vuela, yo tambien quiero correr mucho y rápido, a un nivel muy por encima del mio y me voy sobre-cargando.

Así que los problemas que veo yo son dos:
1.-Querer ir más deprisa de lo que mi cuerpo puede asimilar
2.-Entrenar casi el 100% de las veces yo sólo

A partir de esta reflexión intentaré mejorar la carrera a pie y ser yo el que adelante a la gente y no al contrario. Para ello voy a ver si se me pega algo de mis compañeros gladiadores en Banyoles este fin de semana

lunes, 25 de agosto de 2008

Entrenando como antaño

Hacía meses, y cuando digo meses son meses, que no había tenido una semana de entrenos tan cargada como la pasada. Ya era hora, ya tenía ganas de volver a hacer deporte con pies y cabeza, un día sí y otro también.

Pués la semana se me presento de fiesta y que mejor manera que aprovecharla que tri-entrenar otra vez, así que puedo decir que de los siete días, en seis hice entreno y tres de ellos además doble, por la mañana y por la tarde. Acostumbrado a hacer sólamente un entreno, el día que lo hacía...... que sensación tan rara y agradable (para los que nos gusta el triatlón aunque parezca extraño saber que vas a volver a sufrir otra vez por la tarde es agradable) saber que un vez hecho el deporte matinal, por la tarde te vas a poner otra vez la ropa deportiva y vas a salir a hacer más kilometros.

Lo mejor de todo, es que no encontré cansado ninguno de los dias debido al esfuerzo del día anterior, y eso motivaba a seguir a delante, y en eso tiene que ver mucho el Mister Leo ya que si sigues los entrenos que te marca sin querer ir más rápido de lo que él dice, ni haciendo más metros de los pactados, puedes recuperar bien y estar a tope.

Y la segunda parte buena, es que esta semana también la tengo libre, y ahí estaré para dar el dó de pecho día tras día, y si es necesario mañana y tarde

COMO ME GUSTAAAAAA!!!!!!!!

domingo, 17 de agosto de 2008

Desenpolvando la ropa de deporte


Parece ser que ahora sí. Un año movidito con los estudios de la oposición, después las vacaciones, y luego la vuelta al trabajo en la que he tenido que trabajar 20 de 21 dias, de los cuales 14 han sido de trece horas, han hecho que esta temporada no haya podido tener una continuidad en lo que a entrenos se refiere. Me limitaba a ir un día a nadar, otro día a correr un rato, lo de la bici es que ya ni me acuerdo, por lo que ha sido imposible tener una preparación, una regularidad ni lo más importante para estar motivado, no tenía ningún objetivo triatlético en mente.

Pero a partir de ahora la cosa está cambiando. Acabo de entrar en un ciclo en el que seguramente ya podré tener una pequeña regularidad. Ayer empecé el primero de mis quince dias de fiesta, en los que podré ir recordando sensaciones de piernas cansadas, brazos torpes y todos esos dolores que nos gustan a las personas que hacemos deporte.

Como he dicho antes, hasta ahora no tenía ningun objetivo. Pero ahora sí que tengo uno, y ese no es otro que debutar este año en alguna carrera. Sí,sí DEBUTAR en la temporada 2008, ya sé que suena raro pero no quiero que acabe la temporada sin haber hecho ninguna carrera. La posición me da igual, aunque quede el último, pero como titulé en un post del año pasado la idea será "Disfrutar de un triatlón".

Así que desde ayer, ya tengo la ropa de deporte preparada para desgastarla

viernes, 8 de agosto de 2008

Una buena alimentación

Para acabar esta serie de cuatro posts relacionados con las vacaciones, me gustaría dejar reflejado una de las características que más llaman la atención cuando estás en unos paises tan lejanos y curiosos como los asíaticos Tailandia y Camboya, y no es otra que la alimentación.

La comida es para la gente una parte importantísima, mucho más de lo que la gente puede creer, y por ello, cada uno de los rincones es una caja de sorpresas en cuanto a la alimentación se refiere.

Lo que más llama la atención es la gran cantidad y variedad de especies que utilizan, que le dan a las comidas y al ambiente un olor característico y especial.

Como dicen que una imagen vale más que mil palabras, no me voy a extender más y únicamente dejaré constancia de una pequeña parte de lo que se puede uno encontrar.

SÓLO DOS APUNTES, AL FINAL DE TODO, EL PLATO ESTRELLA Y LO QUE FUI INCAPAZ DE INGERI



Un tenderete cualquiera en mitad de la calle en Bangkok



Una tienda de frutos secos gigantes

Tienda de galletas y golosinas gigantes

Arroz con pollo y verduras



Fideos con pollo y soja

Tortilla gigante con pimiento

Arroz con verduras a escoger

Mazorca de maiz a la brasa con mantequilla


Fideos con verduras



Arroz con pollo y cebolla al curry

Pescado frito en el mercado flotante

Elaboración de platano frito a la brasa

Comprobando el platano frito a la brasa


Fideos con huevo y tortilla




Pollo(creo) con salsa agri-dulce

Plato estrella: COCODRILO

Con esto no tuve estomago: SALTAMONTES

gusanos, saltamontes, escarabajos y más....

martes, 5 de agosto de 2008

Camboya

La tercera etapa del viaje nos llevó al país vecino, Camboya, donde únicamente hicimos la visita de una ciudad, Siam Reap, lugar donde se encuentran los majestuosos templos de Angkor. La mejor forma de moverse por la ciudad es con los famosos tuk-tuks, que no dejan de ser un sidecar trasero unido a una vespino. Los templos de Angkor es un recinto enorme donde se pueden llegar a encontrar más de una decena de templos a cual más grande e impresionante. Como es casi imposible representar todos y cada uno de ellos, he querido mostrar aquellos que con más valor representativo y de los cuales no podía parar de mirar y observarlos

Bayon
Este templo se caracteriza por tener aproximadamente unas 90 columnas y en las que en cada una de ellas se pueden observar 4 caras


































Ta Prohn
La principal característica que nos podemos encontrar en Ta Prohn es que el templo está cubierto por las raices gigantes de los árboles. El paso de los años ha hecho crecer de tal manera estas raices que ahora es imposible restaurar el templo sin dañarlo ya que están tan arraigadas que no hay manera de quitarlas, cosa que me parece fenomenal ya que le da al paisaje un toco diferente y a la vez espectacular











































Angok Wat
Es el gran templo, el más importante de todos, y ha de serlo ya que es la figura que se encuentra en la bandera nacional camboyana. Para llegar hasta él hay que atravesar un gran puente sobre el rio, atravesar una primera muralla que ya parece un templo de por sí, y luego continuar por otro puente hasta que se llega a la imponente estructura, que vista de frente parecen tres salientes, pero que en realidad son cinco, una central y las otras cuatro en los vértices de un cuadrado(imaginarse la cara número cinco de un dado)
































La otra visita de importancia que se puede realizar en Siam Reap a parte de los templos de Angkor, es una visita al pueblo flotante. La característica de este pueblo es que todo el mundo vive sobre sus barcas, van al colegio(que también es una barca gigante)en una barca, el hospital se encuentra sobre un barco. Cuando llega la época de sequía, la gente se traslada a otra parte del país a cientos de kilometros de allí, y cuando vuelven las lluvias con los monzones, vuelven otra vez al lago de Siem Reap.

La parte más negativa de Camboya, y que queda reflejado de forma inmejorable en este pueblo flotante, es la gran pobreza existente, y lo peor de todo y que realmente es duro de ver y sobretodo de asimilar, es ver a lo niños pequeños pidiendo, trabajando y suplicando en lugar de verlos jugar con una pelota o montados en una bici.



































Pero como no me gusta quedarme con las cosas más tristes y sí con los grande momentos vividos, prefiero recordar todo lo que he podido ver y disfrutar



nuestro tuk-tukero esperando nuestra llegada
gasolinera oficial de Siem Reap