sábado, 29 de septiembre de 2007

Costa Rica (3/3)......y última





La penúltima etapa nos llevó a uno de los lugares más bonitos, Monteverde o también llamado Bosque Nuboso debido que llueve casi a diario. Pero también es uno de los sitios más inaccesibles que hay ya que un recorrido de 12km tardamos casi 1 hora y media con el coche, pero valió la pena.


Aquí en Monteverde es donde demostré lo valiente que soy por varias veces ya que dos de las actividades implicaban realizar cosas por las alturas y no precisamente a dos metros. Una de ellas fue el Canopy, lanzarse por tirolinas a más de 90 metros de altura en distancias comprendidas entre los 200 y los 600 metros de longitud. Al final me armé de valor y pudé seguir a Anais que ella no lo dudó ni un segundo en lanzarse por el cablecito de las narices, y claro, si ella lo hacía....yo tenía que hacerlo. Y para los que todavia dudan, hay va la prueba (no vale mirar el estilo sino el contenido).

video
La otra prueba de fuego vino con los puentes colgantes, puentes de hasta 165 metros de longitud tambien a unas alturas entre 30 y 65 metros. Eso sí, las vistas que se pueden observar tanto en una actividad como en la otra son impresionantes ya que ves las copas de los árboles desde arriba, y eso, como diría un famoso anuncio de la televisión, no tiene precio.














En Monteverde tambien hicimos otras actividades como ver un serpentario, un ranario y un jardín de orquidias con una chica multiusos que tanto vendia entradas, era la guia, la jardinera, la segurata y todo lo que hiciera falta.

DeMonteverde nos dirigimos a Manuel Antonio en el mar Pacífico, un lugar en el que ya se puede observar diferencias con el resto del país ya que el turismo, sobre todo américano, es más palpable. Posee uno de los parques nacionales más importantes donde es posible observar una gran variedad de animales y conocido por sus impresionantes playas de postal y donde tuvimos la gran suerte de observar una manada de monos campando a sus anchas.































Manuel Antonio es más un lugar para el descanso, para ir a la playa y tumbarse, un lugar para recuperar fuerzas de todas las palizas anteriores y si es el último destino antes de volver, es un lugar para ir mentalizandose de la vuelta
Pues este ha sido el relato, quizás un poco extenso pero que creíamos oportuno hacer ya que para nosotros ha sido un viaje muy especial. A partir de aquí, lo único que queremos es agradecer a todas y cada una de las personas que hayan decidido dedicar un minuto de su tiempo para compartirlo con nosotros, y esperar que os haya gustado y hayais disfrutado con la historia y las fotos.GRACIAS

martes, 25 de septiembre de 2007

Costa Rica (2/3)

La siguiente parada nos llevó hasta el volcán Arenal, otra de las maravillas de la naturaleza, un impresionante volcán que lleva años en erupción día sí y día también. El hecho de que esté siempre en erupción es lo que le hace que no sea peligroso ya que los gases y piedras se van expulsando poco a poco y no se acumulan saliendo inesperadamente en cualquier momento y con gran violencia.

El camino hasta nuestro destino no fue fácil ya que las carreteras eran complicadas y para realizar unos 200km tardamos aproximadamente unas 5 horas, pero el viaje valió la pena. Verlo de día impresiona ya que de vez en cuando se oye un rugido mientras ves una nube de polvo que sale de la punta de la montaña. Pero es de noche cuando el espectaculo es más grandioso, cuando se puede observar la lava roja como cae por la ladera, observando un rio rojo que se va abriendo camino hasta que llega al final.










Por la noche pudimos disfrutar de una entrada en un balneario en aguas a 41º calentadas por el propio volcán.
El cuarto destino nos llevó al Rincón de la Vieja donde nos encontramos una sorpresa que no estaba en el programa. Después de dejar el equipaje e instalarnos, vimos encima de la cama lo que de lejos parecía una mariposa pero que al ir acercandonos a ella es iba “transformando” en lo que finalmente era…un pequeño escorpión. Al igual que con el tiburón, “valientemente” nos dirigimos a recepción para que o lo sacaran de la habitación o nos dieran otra.







Por la tarde sesión de Rafting justo después de una tormenta enorme lo que hizo que el rio llevara más caudal de lo normal, y por supuesto, Edu al agua de cabeza. No hay vez que no me tiren de las canoas.

Al día siguiente excursión por el parque Nacional y tarde en la piscinita, por supuesto sin nadar



























jueves, 20 de septiembre de 2007

Costa Rica (1/3)

El primer día no tiene más historia que las cinco horas y media de retraso con las que salió el avión, más las cuatro anteriores que nos hicieron estar para factura, más las diez de vuelo, total casi 20 hasta acabar el martirio. Lo bueno que tuvo fue que al ir en la misma dirección que el Sol, no anochecía nunca, eran las dos de la mañana hora de Barcelona y todavía podiamos ver el atardecer.

El primer destino fue el parque Nacional del Tortuguero, un lugar apartado de todo en el que para llegar es necesario hacer un trayecto de hora y media en barca por el rio, y donde teniamos puestas nuestras esperanzas de realizar el primero de nuestros objetivos:"el desove de las tortugas gigantes". Después de instalarnos en el hotel(unas casitas de madera) y visitar el pueblo del Tortuguero nos preparavamos para el gran momento.










Así que a las10 de la noche nos dirigimos a la playa y vestidos lo más oscuro posible para no ser vistos, allá pudimos ver tortugas de metro y medio como aparecían del agua, subían por la arena, escarbaban y ponían unos 100 huevos, volviendo a tapar el agujero y marchandose otra vez (no hay documento gráfico ya que no nos permitieron hacer fotos para no asustar a las tortugas). El siguiente día lo dedicamos a pasear por el bosque adecuadamente uniformados con nuestras botas por lo que pudiera aparecer.



















A partir de aquí empezó la aventura en solitario por Costa Rica con el 4X4 dirigiendonos al parque Nacional de Cahuita en el mar Caribe.Es una zona un poco diferente al resto del país ya que debido a las migraciones existentes en el pasado podemos encontrar un pueblecito que recuerda a Jamaica por sus gentes con rastas y el reagee por todos lados, pero con un encanto especial. Aquí es donde me ofrecieron "algo para meditar" sin caer que me estaban ofreciendo costo para fumar.




Después de visitar el parque dedicamos la mañana a hacer buceo en el mar caribe donde pudimos ver un coral, una raya enorme y.....UN TIBURÓN pasando a un metro de distancia por debajo nuestro a lo que decidimos "valientemente" subir a la barca a descansar (no volvimos a bajar).

El día siguiente fue para ir en busca del segundo de los objetivos, ver perezosos y vaya si los vimos, y no sólo eso, sino que además pudimos tocarlos. Aunque ya habiamos visto uno en un árbol pero muy lejos y apenas perceptible, fuimos al Centro de Recuperación de Perezosos en Cahuita donde cuidan a los huerfanos y heridos.


martes, 18 de septiembre de 2007

Pura Vida









Pura vida es la expresión que utilizan los costarricenses para referirse a una cosa que está bien, que todo es perfecto, en definitiva, a lo que nosotros nos referimos como de p…. madre. Pues así ha salido el viaje, pura vida.


Se dice que una imagen vale más que mil palabras, por lo que para realizar una pequeña crónica de lo que hemos visto necesitaría miles y miles y miles de palabras. Y aún así creo que me quedaría corto para poder expresar todo. Te pueden explicar lo que hay y te puedes imaginar lo bonito que es todo, pero realmente hasta que no estás allí y lo ves con tus propios ojos y no lo vives en primera persona, no te das cuenta de lo que es Costa Rica.


Se puede decir que ha salido el viaje perfecto, que todos los elementos se habían puesto de acuerdo a nuestro favor para todo saliera bien, cuando tenía que llover, llovía y cuando no tenían que haber nubes, desaparecían. Así pues, todas y cada una de las cosas que queríamos hacer o ver, las hemos podido ver o hacer, en definitiva, hemos visto las tortugas gigantes, el volcán en erupción (acojonante), TOCAR un perezoso, incluso yo el rey de los miedicas me he atrevido a hacer Canopy (lanzarse en tirolinas de 600m de longitud a más de 90m de altura por encima de los árboles).


Para que no se haga muy pesado ni para mi explicando las cosas ni para la gente que desee leer la crónica, la voy a dividir en tres veces y de forma cronológica para poder profundizar en algunas cosas que valen más la pena recordar.

Mientras tanto, PURA VIDA a todos