jueves, 18 de octubre de 2012

Adiós al C.N. Prat-Triatló




Después de más de 11 años vinculado al C.N. Prat-Triatló ha llegado el momento de despedirme y decir adiós

Son varios los motivos que hacen que no pueda disfrutar como yo quisiera de este deporte ni de todos los medios y recursos que este gran club pone a disposición de todos sus integrantes.

Banyoles 2004

Banyoles 2004











 La familia, futura segunda paternidad (Marcos nos espera en Diciembre), no disponer de todos los fines de semana por cuestiones laborales para poder competir,  la distancia a las instalaciones del Prat para poder entrenar con los compañeros que es donde realmente mejoras con esos piques sanos entre la gente,  entre otras, hacen que no pueda sacarle todo el provecho que yo quisiera y dar de esta manera el 100%.

Desde aquí, dar las gracias a toda la gente con la que he compartido, quizás no muchos, no tantos como a mí me hubiera gustado, pero sí grandes momentos y por encima de todos a los cuatro pilares del equipo que me acogieron cuando llegué, Julio Cardo, Jordi Arias, Jorge Campos (Jordito) y, como no, a Víctor Dobaño, el “Presi” y primera persona con la que contacté aquel primer día.

Platja D'Aro 2006

Platja D'Aro 2006
Platja D'Aro 2006
Si bien mi nombre ya no quedará vinculado al C.N.Prat-Triatló en las clasificaciones de las competiciones, sí que lo hará por las carreteras cuando salga algún día a hacer deporte ya que mi ropa de entreno les mostrará a todos aquellos con los que me cruce, que hubo un tiempo que pertenecí a ese gran club.

Por suerte, los medios, las nuevas tecnologías y las redes sociales van a hacer que siga al día de todo aquello que va sucediendo en el Prat-Triatló y de la guerra que seguirán dando sus integrantes allá por donde vayan.

Madrid 2006
Madrid 2006

















  

 Muchas Gracias y adiós, o quién sabe si es un “Nos volveremos a ver”.

P.D. Algunos recuerdos de estos años

Mataró 2002
Prat 2002














Barcelona 2003

Barcelona 2003













Madrid 2007
Madrid 2006













 
Madrid 2007
Madrid 2007














 
Madrid 2007

Madrid 2007













 
Sitges 2007
 
Sitges 2007
Sitges 2007















Vilanova i la Geltrú 2011
Vilanova i la Geltrú 2011


Vilanova i la Geltrú 2011
Vilanova i la Geltrú 2011




















miércoles, 4 de julio de 2012

ILUSIÓN & PEREZA POR EMPEZAR DE NUEVO



Después de una semana de haber finalizado las vacaciones y haber vuelto a la normalidad y a las rutinas diarias ya puedo decir de nuevo, y no descubro el pan de ajo, que cuesta barbaridades.

Vuelve a levantarte temprano para ir a trabajar, vuelve a desesperarte porque el huracán Daniela ha dejado metros y metros cuadrados devastados a la espera de reconstrucción (por suerte es una casa chiquitita) y vuelve a calzarte las zapatillas, a ponerte el bañador o a recorrer unos cuantos kilómetros con la bici, después de un mes de inactividad y un cuerpo un poco más voluminoso.

Si bien al principio cuesta un poco (no,cuesta bastante), la ilusión de volver a estar un poco en forma, la ilusión de volver a estar en una línea de salida de una carrera de 10km o la ilusión de  volver hacer un triatlón, consiguen derrotar a esa pereza que recorre la cabeza y que te dice que si vale la pena volver a tener que pasar de nuevo por el sufrimiento de empezar de nuevo desde cero.

En esta batalla, el vencedor está claro: LA ILUSIÓN GANA A LA PEREZA

sábado, 23 de junio de 2012

CONVIVIENDO CON LA FAMILIA PICAPIEDRA

 

Las vacaciones se acabaron y no puedo dejar pasar la oportunidad de contar el lugar donde hemos estado esta semana,  el Hotel Sol Falcó, de Menorca, ubicado a diez kilómetros de Ciutadella, en la playa de Son Xoriguer, de la urbanización Cala’n Bosch.

Lugar ideal para pasar unos días con los más pequeños de la casa, ya que es un hotel temático basado en Los Picapiedra. Allá por donde vas puedes encontrarte a Pedro, Vilma, Betty o Dino, entre otros.
Dino en su casa
Pedro y su tronco-movil
Vilma tomando el Sol

Todas las mañanas Betty Picapiedra nos daba los buenos días en su cocina y nos invitaba a pasar para tomar unos deliciosos desayunos.
Betty invitandonos a su cocina
Al mediodía, antes de comer, aparecían por la piscina Pedro o Dino, para echar unos bailes  y hacer las delicias de los más pequeños……y de los no tan pequeños, para que negarlo.
Bailando con Pedro
Bailando con Dino
Y por la noche, después de cenar, nos íbamos todos a la Mini-Disco para que los enanos volvieran a mover el esqueleto con alguno de los personajes de la familia Picapiedra.
En la min-disco con Dino

Sólo por el hecho de verle la cara a Daniela cada vez que aparecía Dino o como iba corriendo a darle los buenos días a Betty cada mañana, ya merece la pena pasar unos días en este lugar tan entrañable. Eso sin olvidar el cariño que le transmitían todos los días Ceci y Rosa siempre con una sonrisa en la cara. Seguro que volveremos.
Hotel Sol Falcó