lunes, 28 de septiembre de 2009

324 metros (+/-15cm)



Como se ha podido observar, en la entrada anterior no he hecho ninguna mención a la obra principal de Paris y de toda Francia, y es que sólo la torre Eiffel ya merece una mención aparte.

Todavía no sé como me atreví a subir hasta allá arriba, porque si hay alguien acojonado con las alturas, ese soy yo. Pero una vez recogido todo el valor, metido dentro de mi estomago y pagada la entrada, hacia el cielo que nos fuimos. Y puedo asegurar que fue una de las mejores decisiones, subir hasta los 324 metros de altura que tiene la criaturita.

Una vez arriba, y asimilada la altura, las vistas son impresionantes. Mires por donde mires es casi imposible cerrar la mandibula debido a las vistas tan increibles.

Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, prefiero recordarlo con imagenes.

P.D. Para saber el porqué de los +/- 15cm hay que ir al final de las fotos






La variación en la altura de la Torre Eiffel se debe a las 7.300 toneladas de hirro de la torre, que unidas por 2,5 millones de remaches, se dilatan con el tiempo cauroso y se contraen cuando hace frio.

martes, 22 de septiembre de 2009

OH LA LA!!!


Ahora puedo a llegar a entender a esas personas que algún día deciden hacer un viaje a cualquier lugar del planeta y una vez allí deciden dejarlo todo y trasladarse a esa ciudad o a ese país para vivir.

Sin llegar a tener esa sensación tan fuerte ni ese pensamiento, ya que yo soy muy feliz donde estoy y por eso he dicho que puedo llegar a entenderlos, una sensación especial ha corrido por mí esta última semana vivida. Ha sido una sensación de casi enamoramiento, en la que cada una de las imagines retenidas en mis retinas han sido grabadas y almacenadas para poder volver a revivirlas una y otra vez.

Por supuesto me estoy refiriendo a Paris. No había tenido la oportunidad de estar todavía allí y ahora puedo decir que no sé a qué estaba esperando para ir. Todo, es que todo, me ha parecido impresionante, desde el Arco del Triumfo hasta la Catedral de Notre Dame, pasando por el Museo del Louvre y como no los Campos Eliseos imaginandome esa última etapa del Tour de Francia.

Es una ciudad para verla una y otra vez, para ir de un sitio a otro paseando entre la gente y observarla. Y dos han sido las cosas que más me han llamado la atención: el gran número de terrazas existentes por todas y cada una de las calles, llenas a todas horas, terrazas y más terrazas, la mayoría de ellas con las sillas encaradas hacia la calle para que la gente allí sentada pueda observar a las personas que pasan ante ellos; y la segunda cosa que me ha sorprendido es la elegancia de la gente a la hora de vestir, tanto hombres como mujeres van impolutos y perfectamente vestidos.

Estoy seguro que volveré.










jueves, 3 de septiembre de 2009

Cuidando los pies


Esos pobres olvidados que son los pies, que son los que soportan la mayoria de los impactos y del peso del cuerpo, han tenido por fin la recompensa que se merecen.

Continuando con los cambios que voy produciendo poco a poco, he decidido ir por fin a que me cambien las plantillas. Llevaba un periodo ya demasiado largo con las antiguas y empezaba a notar algunas molestias en las rodillas, sobre todo la derecha, y en la parte plantar de los pies. Ahora viene la parte de adaptación a la plantilla, pero creo que en tres, cuatro dias ya estará arreglado ese problemilla.

Aprovechando que renovaba una parte de la base del cuerpo, he aprovechado y también he jubilado las zapatillas antiguas. A partir de ahora, empieza una nueva etapa de zapatillas, y esperemos que el resultado sea bueno, y que vean muchas, muchas carreras.

Si bien, las plantillas las estreno hoy mismo, para el estreno de las zapatillas habrá que esperar ya que mañana mismo.........EMPIEZO LAS VACACIONES.