domingo, 26 de agosto de 2007

miércoles, 22 de agosto de 2007

Soñando con Costa Rica

Ya sólo quedan cuatro dias para empezar las vacaciones.Ya están aquí, llega el momento de olvidarse de todo y nada más que en descansar y disfrutar.

Me voy a Costa Rica, es la primera vez que voy a cruzar el charco y la verdad es que estoy un poco acojonadillo, tantas horas de vuelo, tan lejos, uffff. Pero hay que mirar lo que allí espera, naturaleza pura, playas y tantas otras cosas que voy descubriendo poco a poco a medida que voy leyendo la guia y revistas. A medida que más voy leyendo más me voy emocionando, y es que estamos los dos ya contando como quien dice las horas.
Quien va a Costa Rica, dice que es uno de los mejores viajes que ha realizado. Nosotros esperamos también poder decir lo mismo. De entre todas las cosas que se pueden hacer allí hay tres que estamos esperando con más ganas:
1.-Ver el desove de las tortugas
2.-Ver el Volcán Arenal en erupción
3.-Ver un perezoso (y no me estoy refiriendo a mí)

Pero hay muchas más de las que ya contaré a la vuelta.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Salida trampa

Lo que presumiblemente se suponía como una salida globera en bici, típica de esta época estival, tipo verano azul silbando, se transformo en una salida con algún que otro puertecito que no estaba en los planes.

Ayer quedé con Javi, "mi alumno" no por el hecho de enseñarle lo que es la bici pero sí por el hecho de enseñarle o sacarle de dentro el gusanillo de las competiciones o las salidas largas en grupo y "obsesionarle" un poco con el mundo de la bici. Quedamos en Llicà a unos 25km de Barcelona, donde él vive y donde apenas se encuentran coches, por lo que hacer una salida en bici es mucho más tranquila.

Desde allí cogimos dirección a Bigues i Riells y allí el primer puertecito de las narices hasta llegar a Sant Feliu de Codines(coches 3 o 4). Una vez en Sant Feliu nos desviamos hacia Sant Miquel del Fai, con el otro puertecito de las narices(suerte que era una salida para charlar y reir) donde hay dos cosas a destacar: Las vistas maravillosas de sólo montañas y árboles y la otra el número de coches con que nos cruzamos, sólo 1.

Una vez coronado Sant Miquel del Fai, vuelta a casa con unos 25 km de toboganes, donde nos esperaba lo mejor de toda la tarde, la cena (no fue esta exactamente, era una cena mucho más currada y muuuuuucho más buena, pero es para hacer la idea de que se recuperaron bien las fuerzas)

sábado, 11 de agosto de 2007

Gravedad cero

Dado que últimamente tenía más similitudes con el pitufo gruñon que con una persona normal y tranquila he tenido la gran suerte de que me han regalado una sesión de flotarium. Experiencia sensacional que consiste en introducirse en una bañera llena de agua con gran cantidad de sal, dando una densidad similar a la que se puede encontrar en el Mar Muerto. Este hecho permite que el cuerpo flote haciendo que llegue a relajarse casi por completo.

El dispositivo dispone de una puerta que permite cerrarse a deseo de la persona dando un aislamiento total del exterior. Sensación un poco rara al principio pero una música relajante durante 15' permite evadirse de todo poco a poco. A continuación la música baja hasta que ya no se oye nada más que los latidos del corazón durante 40'.

Puede parecer que 40' en total silencio y aislado se vayan a hacer eternos y agobiantes y que no se llegue a aguantar, pero es todo lo contrario. Se llega a perder la noción del tiempo dandose la paradoja que se llega a hacer más corto que los primeros 15'. Después, 5' más de música relajada indicar que se está a punto de llegar a la hora flotando.

Recomiendo esta experiencia a todo el mundo que no lo haya probado ya que es una hora dedicada exclusivamente a uno mismo, sin las preocupaciones del trabajo, del estrés al que estamos sometidos a diario y en el que se relaja el cuerpo y la mente.

P.D. Bonito y gratificante regalo que se puede hacer a esa persona especial.

domingo, 5 de agosto de 2007

Tarde en el Liceo

Por segunda vez he tenido la oportunidad de asistir a un espectáculo en el Gran Teatre del Liceu. En esta ocasión ha sido para ver el espectáculo de Rafael Amargo que conmemoraba el décimo aniversario de su compañia.

Duración para mi gusto un poco larga, casi tres horas, donde se da más protagonismo a la compañia que al propio Amargo, pero cuando aparece lo hace para darse un baño de multitudes.
Impresionante movimiento de pies de toda la gente, que ya lo quisiera yo para mis carreras. Una forma diferente de pasar la tarde del Sábado.

A la salida, cena de un kebap en la Rambla del Raval.

Un saludo a todos los que lo lean y hasta otra.